MONTAS DE TOROS

(Bull Riding)

Esta disciplina, sin duda alguna, es la más conocida. Se caracteriza por ser la más emocionante, y en muchos casos el símbolo del Rodeo.

Al igual que el jineteo de potros, requiere una importante preparación física y mental. Los toros con masas corporales que superan hasta 10 veces (quizá más) la de los jinetes, son bestias que no solo se conforman con derribar al jinete, sino que en muchas ocasiones buscan hacerle algún daño con sus cuernos.

Los toros se preparan dentro de los cajones. Se les coloca el “verijero” y cada jinete con la ayuda de un asiste (muchas veces otros jinetes) colocan su pretal. Una soga con brea diseñada especialmente permitir al jinete asirse firmemente al toro, que pasa alrededor del pecho del animal y tiene un cencerro que hace ruido estimulando al toro. En la mano el jinete lleva un guante de cuero, largo que se amarra con otro pedazo de piel o con tela adhesiva para evitar que se resbale. El pretal no esta sujeto con nada más que con fuerza de la mano.

Las chaparreras son parte fundamental de la vestimenta del jinete de toros. Aunque en el pasado fueron inventadas para cubrirse las piernas de las espinas de los arbustos “chaparros”, el jinete las usa para estimular al toro con su movimiento. De la misma forma las espuelas de deben faltar, pues además de utilizarse como una manera mas de asirse al animal, también lo estimulan a “reparar”.

Una vez que todo esta listo en el cajón. El toro preparado, y el vaquero sujetado firmemente del pretal. El jinete pide se abra la puerta. Una mano en el pretal, la otra mano libre en el aire. El vaquero debe permanecer 8 segundos sobre el toro, para que los jueces le otorguen una puntuación. Si se tiene la oportunidad, el jinete puede mover las espuelas para darle mayor dificultad la monta. Cuando el tiempo reglamentario a transcurrido, el juez hace una indicación y se escucha un sonido (la “chicharra”) que le indica al jinete que ya puede bajar del toro. En este momento, con la ayuda de la mano libre, el jinete libera su mano del pretal y busca la manera de bajar y alejarse.

Todo el tiempo, atentos y siguiendo los movimientos del toro se encuentran los llamados “Bullfigthers” o “Payasos de Rodeo” que ayudan al vaquero para que pueda alejarse. Mientras ellos llaman la atención del animal, el vaquero puede alejarse. Aunque algunas veces no es posible salvar al jinete de un golpe, la mayoría de las veces evitan los “Payasos de Rodeo” evitan golpes más fuertes y accidentes que se pudieran lamentar.

En caso de que el jinete sea derribado antes de los 8 segundos; que la mano libre tenga contacto con el toro, el jinete u otra cosas que pueda servir como apoyo; o que el jinete desmonte antes de la indicación del juez, se descalificará al vaquero y no habrá calificación.

Cuando el toro no tiene un buen desempeño durante la “jineteada” o cuando el toro pierde el equilibrio y cae, el jinete puede pedir al juez un “re-ride”. Este termino que se conoce algunas veces como “re-monta” y le permite al vaquero volver a “jinetear” otro toro que puede tener un mejor o un peor desempeño. Si el juez le otorga al vaquero la oportunidad de hacerlo, la calificación se descarta y se toma la nueva sin importar que sea menor o mayor a la anterior.

Debido a lo peligroso de las disciplinas de puntuación o los llamados “Roughstock events” existen medidas de protección que los jinetes deben tomar en cuenta. Todos los jinetes deben portar un chaleco protector, hecho un material sintético llamado Neopreno de aproximadamente 1'' o 1 ½ ''  para cubrir el pecho, los costados, y la espalda del vaquero y que reduce considerablemente el riesgo en caso de algún pisotón o golpe por parte de los animales. Además, se puede utilizar un casco protector con careta que no es obligatorio pero que esta permitido para proteger al vaquero de golpes en la cabeza y en la cara.

Al igual que en el jineteo de potros, el 50% de la calificación es para el jinete y el resto para el toro. La suma de ambas calificaciones no puede exceder de 100 puntos, de manera que el jinete y el toro recibirán como máximo una calificación de 50 puntos.

 Esta es la disciplina del Rodeo Profesional y es así como son ejecutadas por los vaqueros y vaqueras y calificadas por los jueces. Competencia tras competencia, cada participante da lo mejor de si mismo para ganar una hebilla conmemorativa de su victoria y una “bolsa económica” además de otros premios como monturas, espuelas, riendas y muchos artículos mas que son valores agregados a la diversión y la convivencia de la gran familia del Rodeo.

Me despido de todos ustedes, esperando que esta lectura aclare muchas de sus dudas. Estoy a sus órdenes si desean saber algo más, y para recibir sus comentarios y sugerencias. Sigamos luchando por que el deporte del Rodeo en Honduras tiene que seguir creciendo y fortaleciéndose con el apoyo de ustedes.

regresar a inicio